Un socorrista y una enfermera han logrado salvar la vida de un pequeño de cuatro años que ha sufrido un ahogamiento en la piscina de un hotel de Calas de Mallorca.

Poco después de la una de este mediodía, el socorrista ha reparado en un niño sumergido que tardaba en salir a la superficie, por lo que se ha zambullido a por él.

El pequeño, sin embargo, ni respiraba ni tenía pulso, por lo que el socorrista ha comenzado a aplicar maniobras de recuperación siendo ayudado por una cliente del hotel que es enfermera.

Policía Local, Guardia Civil y dos ambulancias se han desplazado hasta el hotel. Para entonces, el pequeño había recuperado de nuevo el pulso.

El equipo de ambulancias se ha hecho cargo del niño (de nacionalidad irlandesa que pasa unos días junto a su madre en la isla) y ha sido trasladado en un primer momento al Hospital de Llevant desde donde ha sido derivado a la Clínica Palma Planas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.