La Playa de Muro ha sido escenario esta mañana de un gran simulacro de salvamento en playas y que ha constado de cuatro ejercicios en los que la utilización de drones ha sido la gran novedad.

Los drones tienen como principal objetivo reducir “considerablemente los tiempos de respuesta y ofrecer elementos de flotación a las víctimas hasta que son rescatados por los servicios de salvamento”, indicó Adrián Plazas, de la empresa General Drones.

Al respecto, el coordinador de Seguridad de Playas, Toni Carrió,  ha señalado que la utilización de las nuevas tecnologías en salvamento “son muy importantes siempre que redunden en el bienestar de usuarios y apoyo a nuestros socorristas” y Fran Miguez, responsable Jefe del Equipo de Salvamento, puntualizó estas declaraciones indicando “que es importante añadir las nuevas tecnologías pero nunca sustituirán a los socorristas. Son un elemento más para facilitarnos nuestro trabajo”.

El primer ejercicio ha comenzado a las 11:30 horas y ha consistido en el rescate de dos personas que estaban en el agua y tenían problemas. El dron ha sido el primero en actuar y les ha lanzado sendos chalecos para que tuvieran un punto de flotación.

Tras ser extraídos del agua, el ejercicio continuaba con el supuesto de que uno de ellos entraba en parada mientras que el otro presentaba cansancio e ingesta de agua. En ambos casos, los socorristas han atendido satisfactoriamente a las víctimas y uno de ellos, el que sufría parada cardiorrespiratoria, ha sido remitido a un hospital.

El segundo ejercicio ha sido atender a un practicante de paddel que ha sufrido una indisposición a unos 250 metros de la orilla. Un dron se ha posicionado sobre el hombre y ha servido de guía para los rescatadores de SP Salvament (una moto acuática y un socorrista con tabla de rescate) y trasladado a la orilla.

En el tercer ejercicio, se ha atendido a una mujer sordomuda (con los consiguientes problemas de comunicación que ello implica para quienes la socorrían) que ha caído de una silla de ruedas sufriendo heridas de diversa  consideración en cara, extremidades superiores e inferiores. Los socorristas han practicado los primeros auxilios hasta la llegada de una ambulancia.

El último ejercicio, ha consistido en una alarma por presencia de medusas Carabela Portuguesa. En este caso, el protocolo de actuación ha sido acotar un perímetro de seguridad y sacar a los bañistas próximos al lugar donde se han detectado las medusas. El dron ha reconocido la zona y se presentan socorristas con trajes especializados para retirar las medusas del mar.

Fuera del ejercicio, y a fin de poner a prueba a los organismos participantes, se simuló un escenario en el que una persona ebria ha molestado molesta a los demás usuarios y socorristas, lo que ha hecho necesario la presencia de la Guardia Civil.

En el ejercicio han participado el Servicio Público de Salvamento de Playas de Muro, la DGE (Direcció General d’Emergències del Govern Balear), el SEIB112, Ambulancias RCP Medical Services, General Drones, Guardia Civil, empresa de limpieza MFS, Watersportsmallorca, el Equipo de Caracterización de la Cruz Roja y la empresa TTCS con cuyas cámaras se monitorizó todo el simulacro junto al dron de la Dirección General de Emergencias.

Al simulacro asistieron el Director General d’Interior, Emergències i Justicia Sr. Pere Perelló, el Alcalde de Muro Sr. Martí Fornés, el Regidor de Turismo y Playas del Ayuntamiento de Muro Sr. Miquel Porquer, el Cap del Servei d’Odenació d’Emergències Sr. Joan Pol, además de otras autoridades y  diversos técnicos en emergencias y salvamento en playas, así como un gran número de espectadores que estuvieron atentos a los diferentes escenarios simulados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.