Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha calificado de “inconcebible” la redada efectuada por los investigadores federales en el despacho de su antiguo abogado Michael Cohen, así como que el propio Cohen grabara una conversación con Trump en la que discutían el pago para silenciar a la modelo Karen McDougal, supuestamente implicada en una pasada relación con el mandatario.

“Me parece inconcebible tanto el hecho de que el Gobierno entrara por la fuerza en el despacho de un abogado (a primera hora de la mañana) – casi sin precedentes. Todavía más inconcebible que un abogado grabara a un cliente – totalmente sin precedentes y quizás ilegal”, ha publicado Trump en su cuenta de Twitter, donde ha reivindicado su inocencia.

“¡Las buenas noticias son que vuestro presidente favorito no ha hecho nada malo!”, ha concluido Trump.

De acuerdo con las fuentes del ‘Washington Post’, Cohen grabó esta conversación con Trump y ha caído en manos del FBI en el marco de la investigación contra el letrado por posibles delitos financieros durante la campaña electoral que catapultó al aspirante republicano a la Casa Blanca.

Trump y Cohen discuten sobre la posibilidad de pagar a McDougal después de que un medio de comunicación comprara por 150.000 dólares los derechos de esta historia a la ex modelo de Playboy.

El representante legal ha reconocido que pagó 130.000 dólares al abogado de la directora, productora y actriz de cine porno Stormy Daniels como parte de un acuerdo de confidencialidad para que no revelara sus encuentros sexuales con Trump. El nuevo abogado de Trump, Rudolph Giuliani, no ha descartado que hubiera pagos similares, si bien no ha confirmado que ocurriera con McDougal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.