Foto: Reuters

El ciclista galés Geraint Thomas (Sky) reconoció que no entraba en sus planes ganar este jueves y aseguró que “todavía sigue corriendo para Chris Froome” a pesar de liderar la carrera tras ganar la duodécima etapa del Tour, de 175.5 kilómetros, entre Bourg-Saint-Maurice Les Arcs y con llegada al Alpe D’Huez.

“Sinceramente, no tengo palabras. No pensaba que pudiera ganar hoy. Simplemente estuve intentando seguir a Dumoulin durante toda la subida. Fue duro, porque hubo muchísimos ataques en el pelotón, y por supuesto una cabalgada de Steven Kruijswijk”, contó Thomas, quien se ha convertido en el primer maillot amarillo de la historia que se impone en una etapa en línea con meta en el Alpe D’Huez.

Thomas llegó primero dos segundos por delante de Tom Dumoulin (Sunweb), con tres de ventaja sobre Romain Bardet (AG2R La Mondiale), cuatro de su compañero Chris Froome y siete sobre el español Mikel Landa (Movistar), habiendo parado el reloj en 5 horas, 18 minutos y 37 segundos.

El británico (Cardiff, 32 años) narró cómo fue el final de la jornada. “Sabía que tenía que ser el primero en la última curva si quería ganar, y por eso adelanté a Landa antes de ella y esprinté con toda la fuerza que tenía. No fue hasta unos segundos después que me di cuenta de que estaba ganando y me dije ‘No puede ser que esté sucediendo'”, contó.

Líder por segundo día consecutivo, el corredor de Sky no se arriesga con el pronóstico de lo que puede ocurrir de aquí al día 29, día de la llegada a París. “Quizá pueda mantener el maillot amarillo durante los próximos días. Pero esta carrera es tan difícil que quizá pierda 10 minutos un día de estos. Todavía sigo corriendo para Froome, él es el líder de este equipo. Yo no sé cómo reaccionaré a las tres semanas de competición: él probablemente sea el mejor de la historia en este tipo de carrera”.

También tuvo palabras de elogio para el holandés Steven Kruijswijk (Lotto NL – Jumbo), premio a la combatividad este jueves, y al francés Romain Bardet. “Me quito el sombrero ante Kruijswijk: su ataque nos puso contra las cuerdas. También con Bardet: sus ataques fueron durísimos”, declaró el maillot amarillo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.