ASO/PAULINE BALLET

El nuevo líder del Tour de Francia, Geraint Thomas (Sky), reconoció que “no era el plan” lanzar un ataque en la undécima etapa de la ronda francesa y explicó que buscó el triunfo por “instinto” para situarse en lo más alto de la clasificación general tras la jornada discurrida entre Albertville y La Rosière sobre 108,5 kilómetros.

“Estoy muy feliz. Pase lo que pase de aquí a París, ha sido un Tour de Francia exitoso para mí”, dijo el británico nada más cruzar la línea de meta. “No era el plan: ataqué por instinto. Sabía que Froome podía seguir la rueda de quien hiciera falta y yo podía llegar hasta la rueda de Dumoulin y aprovecharme de su ritmo. Ha sido una de las mejores etapas de mi carrera deportiva, sin duda”, valoró.

“Este jueves intentaré disfrutar del maillot amarillo, sin más. Mantenerlo hasta París está muy lejos. Es la primera gran vuelta en la que disputaría la general durante tres semanas, así que es territorio desconocido para mí. Me lo tomaré día a día”, admitió el flamante líder del Tour.

Preguntado por la respuesta del resto de equipos, Thomas dijo que “Movistar ha demostrado mucha fuerza hoy”. “También LottoNL; y lo mismo podemos decir de Dumoulin, Dan Martin… Hay mucha gente con capacidad y muchísimo camino por recorrer hasta París, así que puede pasar cualquier cosa”, finalizó el de Cardiff, que aventaja en 1:25 a su compañero Chris Froome.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.