Foto: Reuters

El secretario permanente del Ministerio de Salud de Tailandia, Jesada Chokedamrongsuk, ha asegurado este martes que los ocho niños rescatados tras pasar dos semanas atrapados en una cueva gozan de buena salud y que los primeros cuatro niños rescatados comen bien.

“Los ocho niños rescatados hoy gozan de buena salud. Ninguno tiene fiebre”, ha afirmado Chokedamrongsuk en una rueda de prensa en Chiang Rai, en el norte de Tailandia.

Sin embargo, el inspector general del Ministerio de Salud Pública, Thongchai Lertwilairatanapong, ha señalado que los análisis de sangre indican que “todos los niños muestran signos de infección”. El grupo de niños se permanecerá en el hospital bajo observación durante al menos una semana.

El dramático y peligroso rescate se inició el domingo, cuando fueron sacados de las cuevas los primeros cuatro niños que pertenecen al grupo integrado por doce menores y su entrenador de fútbol que quedó atrapado hace dos semanas. Los equipos de rescate tailandeses lograron sacar este lunes a otros cuatro niños. Las cinco personas que continúan atrapadas en la cueva “siguen bien” y su rescate comenzará este martes.

Lo que comenzó el 23 de junio como una excursión a la cueva de Tham Luang del equipo de fútbol Jabalíes Salvajes con motivo de celebración del cumpleaños de uno de los menores se ha convertido en una de las misiones de rescate más difíciles que se han tenido que llevar a cabo en el país. Los chicos quedaron atrapados tras refugiarse de la lluvia en la cueva sin saber que el nivel del agua podía subir y dejarlos atrapados.

La presencia de las bicicletas de los niños en la entrada de la cueva fue lo que dirigió a los equipos de búsqueda hacia el interior de la cueva. Finalmente buzos británicos encontraron a los trece apiñados en un banco de barro en una cámara parcialmente inundada a varios kilómetros de la entrada el pasado 2 de junio.

Trece buzos extranjeros y cinco miembros de la unidad SEAL de la Marina de Tailandia componen el equipo principal que guía a los niños para salir de las cuevas a través de pasajes estrechos e inundados que el pasado viernes se cobraron la vida de un exbuzo de la Marina tailandesa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.