El Ajuntament de Calvià ha iniciado expedientes sancionadores sobre trece locales de Punta Ballena y uno de Ramon de Montcada por infracciones graves relacionadas con la contaminación acústica y que han consistido en mantener “de forma reiterada las puertas abiertas de sus locales, lo que ha dado lugar a diferentes actas por una infracción continuada”.

La Policíalocal de Calvià ha constatado que estos locales mantenían las puertas abiertas, a partir delas 00:00 horas. En algunos casos, se ponían obstáculos en la puerta (taburetes, sillas, cuñas, etc.) para impedir su cierre cuando la Ordenanza municipal contra la contaminación por ruidos y vibraciones, establece en el artículo 44.3 que “… en horario nocturno, la actividad se ejercerá con las puertas, ventanas, huecos y cualquier tipo de apertura cerrados”.

Las sanciones a las que se enfrentan los locales oscilan multas de entre 601 y 12.000 euros y a la suspensión de la actividad musical de entre un mes y un día a un año, ya que, en unos casos, han incurrido en 3 o más infracciones en un período de 15 días por tener las puertas abiertas, y, en otros casos, han incurrido en una infracción por trabar las puertas con algún elemento.

La actuación del ayuntamiento responde a una campaña de vigilancia y control de contaminación acústica por puertas abiertas programada por la Comisión técnica de actividades del Ajuntament de Calvià, que ha recibido numerosas quejas y denuncias de vecinos y comerciantes de la zona.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.