Foto: Reuters

El piloto español Carlos Sainz (Renault), tras acabar en el quinto puesto durante la lluviosa jornada clasificatoria del Gran Premio de Hungría de Fórmula 1, ha confesado que “nunca había rodado con este coche en agua extrema” como la que se ha encontrado este sábado en el circuito de Hungaroring.

“Temía un poco no saber lo que iba a pasar, porque nunca había rodado con este coche en agua extrema, y he decidido en la Q3 quedarme fuera con el neumático de agua extrema usado para adaptarme un poco al coche, para conocerlo un poco mejor… y, cuando ha llegado la hora de verdad, arriesgar un poco más y poner una vuelta buena. Difícil pero contento, porque todo ha salido perfecto”, dijo Sainz ante los micrófonos de Movistar Plus.

“Muy contento. A celebrarlo, porque era importante en unas condiciones difíciles y donde siempre es bueno brillar. Éste ha sido uno de esos mensajes que hay que hacer alguna vez durante el año y ha tocado aquí. He visto, cuando se ha puesto a llover, que teníamos una buena oportunidad”, comentó el piloto madrileño a pie de pista.

Sainz también admitió haberse “arriesgado” en la elección de ruedas. “Porque el intermedio en un momento parecía que también podría funcionar; parecía que el de agua extrema se podía degradar ya que el segundo sector estaba bastante seco”, dijo. “Pero venía haciendo tan buena vuelta que me dije que tenía que valer, por lo menos, para colocarme de mitad de parrilla para delante; y de repente cruzo la línea de meta y veo que me he puesto tercero, así que por lo menos no he hecho ninguna locura porque la vuelta era buena de verdad”, describió.

“En seco estamos muy lejos, y hacer esto en mojado quiere decir que coche hay… y piloto también. Solo me lo he empezado a pasar bien durante la Q3, cuando ya veía que tenía por la mano el coche y ya tocaba poner vueltas de ‘qualy’. Hasta la Q3, es una cuestión de sobrevivir y de estar siempre en el neumático que toca; es superestresante porque no sabes nunca si lo que estás haciendo es lo correcto, confías pero no lo sabes”, añadió Sainz.

“Y luego en la Q3, cuando le he cogido el tacto al coche y al neumático extremo, ya me lo he empezado a pasar bien y los tiempos han salido. No me importa si mañana hay lluvia o no, porque voy rápido en las dos condiciones este fin de semana”, concluyó el piloto madrileño del equipo Renault.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.