EP

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha advertido este lunes de que si el Estado “desaparece” de Cataluña y no protege a los catalanes no independentistas, algunos “se toman la Justicia por su mano”, como hizo el conductor que este domingo arrolló con su coche las cruces amarillas colocadas en la plaza Mayor de Vic (Barcelona) para reclamar la libertad de los políticos separatistas procesados por el Tribunal Supremo.

“Para que nadie se tome la Justicia por su mano ni se le ocurra intentar hacer aquello que no hace el Estado, el Estado tiene que actuar. Si desaparece, no protege y no hace cumplir la ley, corremos el riesgo de que se rompa la convivencia”, ha declarado en rueda de prensa en la sede de Cs tras la reunión de la Ejecutiva permanente.

En este sentido, Rivera ha dicho que si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sigue “mirando hacia otro lado” en vez de “hacer cumplir la ley”, por ejemplo cuando el independentismo “ocupa el espacio público”, entonces será “el responsable de todo lo que ocurra en Cataluña”, también de este tipo de “situaciones desagradables”.

“Lo que tiene que hacer es actuar; y si eso implica que no puede estar de alquiler en la Moncloa, que lo asuma”, porque “estar pagando el alquiler a Torra, a Rufián, a Puigdemont y a Iglesias tiene un coste” y “lo pagan los catalanes no separatistas”, ha subrayado.

Además, el líder de la formación naranja ha pronosticado que a partir de otoño, los independentistas “va a seguir desafiando el orden constitucional”, sobre todo tras el triunfo del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en la asamblea del PDeCAT celebrada este fin de semana.

SÁNCHEZ “VENDE” A LOS CATALANES NO INDEPENDENTISTAS

Rivera ha denunciado que en Cataluña “los separatistas ocupan playas, plazas y el balcón de la Generalitat” con símbolos políticos y pancartas. Mientras tanto, “¿dónde quedan los derechos de los catalanes que no son separatistas?, ¿en la basura?”, se ha preguntado.

En su opinión, Sánchez “les está ninguneando, olvidando y vendiendo a cambio de un puñado de escaños”, en referencia al apoyo del PDeCAT, ERC y Unidos Podemos en el Congreso.

Asimismo, ha afirmado que el Ayuntamiento de Vic y su alcaldesa, Anna Erra (PDeCAT) –que se va a personar contra el conductor del coche que embistió las cruces amarillas por un presunto delito de odio–, “no actúa” frente a esa “ocupación” e “incluso prevarica”. De esa manera, “legitima la ocupación ilegal del espacio público” y “provoca la ruptura de la convivencia”, ha agregado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.