LUIS ÁNGEL GÓMEZ

El ciclista colombiano del Movistar Team Nairo Quintana reconoció que se quedó sin fuerzas en la última subida de la duodécima etapa del Tour de Francia, con final en el Alpe D’Huez, y aseguró que fue un día “realmente difícil” después de que haya situado noveno en la general a más de cuatro minutos del liderato.

“Ha sido un día realmente rápido y difícil, en el que por desgracia ya no me quedaban fuerzas en la última subida. Venía a tope, incluso intenté acelerar el ritmo, pero no tenía más”, admitió el cafetero, que vio cómo perdía el ritmo impuesto por Froome, Thomas y compañía.

“Lo he dado todo y ahora solo queda ir avanzando y ver cómo va respondiendo el cuerpo con el paso de los días”, sentenció el corredor sudamericano, noveno también en la etapa a 47 segundos del triunfador Thomas, ganador este jueves y más líder del Tour de Francia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.