Un estudio de la ‘Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sport’ ha demostrado que jugar al fútbol durante un período de 5 años aumenta la densidad mineral ósea conservada (BMD, por sus siglas en inglés) en el cuello femoral.

Tal y como explican los investigadores, la terapia de privación de andrógenos para el tratamiento del cáncer de próstata puede conducir a la pérdida de masa muscular y ósea. Sin embargo, en este estudio, que ha incluido a un total de 22 pacientes que formaron parte del ensayo controlado aleatorizado ‘FC Prostate’ entre 2012 y 2013.

A los 5 años de seguimiento, la DMO del cuello femoral derecho mejoró en los jugadores de fútbol en un 2,8 por ciento, mientras que la DMO del cuello femoral derecho disminuyó en el grupo de control en un 2,0 por ciento.

Los autores señalan que la ausencia de deterioro en la DMO en los jugadores de fútbol es “notable”, considerando las disminuciones en la DMO usualmente observadas con el envejecimiento y particularmente en los hombres expuestos a la terapia de privación de andrógenos para el cáncer de próstata.

“Somos conscientes de que el diseño del presente estudio no permite una relación causal que pueda ser establecida entre la participación en un entrenamiento de fútbol durante 5 años y los hallazgos positivos en la DMO”, concluye el autor principal, Jacob Uth, de Rigshospitalet (Dinamarca).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.