El fabricante de automóviles alemán Porsche ha desvelado en Shanghái la nueva versión para el mercado chino de su modelo Macan, que ha recibido mejoras en apartados como el diseño, la conectividad y el confort y dispone de faros LED de serie.

Tal como ha informado la compañía, el frontal del todocamino ha sido remodelado, lo que hace que parezca “más ancho”, mientras que los retoques de la parte posterior mantienen el diseño de su antecesor, pero ahora presenta las luces de freno de cuatro puntos que reflejan “la identidad de la marca”.

Los ajustes realizados en el chasis proporcionan, según la firma, un comportamiento neutro, al mismo tiempo que mejoran la estabilidad y el confort. El nuevo Macan dispone de llantas de 20 y de 21 pulgadas.

En el interior del vehículo está disponible, de manera opcional, el volante deportivo GT y una pantalla de 11 pulgadas. Además, la firma ha ampliado la lista de opciones de confort para incluir un parabrisas calefactado y un ionizador que mejora la calidad del aire en el habitáculo.

Los nuevos colores exteriores, como el azul Miami, el verde Mamba Metalizado, el plata Dolomite Metalizado y el Crayón, combinados con los paquetes de interior que también se estrenan, permiten que el modelo pueda personalizarse “todavía más”.

En cuanto a elementos de seguridad, el nuevo Macan incluye el control de crucero adaptativo con asistente de atascos, que acelera y frena de forma parcialmente automática y ayuda con la dirección en un atasco o en un tramo de tráfico lento.

Desde su lanzamiento en 2014, Porsche ha entregado más de 350.000 unidades del Macan, de las cuales 100.000 vehículos fueron matriculados en China. El automóvil presentado en Sahnghái se ofrecerá “exclusivamente” en el mercado chino y, a lo largo del año, se lanzarán otras versiones en diferentes mercados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.