La zonificación turística prohibirá cualquier tipo de alquiler vacacional en la zona de Playa de Palma, recogiendo una petición de la Comisión Balear de Medio Ambiente, ya que se trata de una zona turística madura.

Así lo ha explicado el regidor de Urbanismo, Modelo de Ciudad y Vivienda Digna, José Hila, en una rueda de prensa tras el Consejo de Gerencia de Urbanismo que este martes ha aprobado la zonificación para elevarla al próximo pleno de julio.

Según ha informado el Ayuntamiento, se entiende como Playa de Palma la zona del Plan de Reconversión Integral, que va desde el Carnatge hasta Arenal de Llucmajor.

Además, en base a alegaciones presentadas por particulares, se ha modificado la definición de vivienda unifamiliar. En concreto, se ha marcado que un unifamiliar es una vivienda ubicada en un edificio con una única vivienda. Puede haber aislados, entre medianeras o emparejados y, para poder destinarse a alquiler turístico, no pueden compartir parcela con otros y no deben tener espacios comunes.

Igualmente, no podrá haber alquiler turístico en las parcelas de uso urbanístico distinto del residencial y turístico, tal y como se marcaba en la propuesta inicial.

Otra modificación sobre la propuesta inicial es que en la curva isófona -el ámbito de influencia de la actividad aeroportuaria-, y el suelo rústico no protegido se aplicará lo que establezca el Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT) del Consell de Mallorca. La aprobación inicial no permitía el alquiler turístico en la curva isófona y el suelo rústico protegido.

DIEZ ALEGACIONES PRESENTADAS

Según ha indicado el Ayuntamiento, en el periodo de información pública que finalizó el pasado 15 de junio se han presentado diez alegaciones -cinco de particulares, tres de partidos políticos y una de Habtur y una de Fevitur- y cuatro informes de organismos oficiales.

Se han aceptado parcialmente las alegaciones de particulares y se han incorporado las modificaciones solicitadas en los informes del Departamento de Territorio del Consell, la Conselleria de Innovación, Investigación y Turismo, la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad y la Comisión Balear de Medio Ambiente.

La delimitación mantiene la consideración de Palma como zona única. La delimitación no permitirá las estancias turísticas en plurifamiliares y sí en los unifamiliares.

“Por un lado protegemos el acceso a la vivienda de los residentes y, por otro, apostamos por la convivencia social. Por último, empezamos a equilibrar la oferta turística en la ciudad “, ha dicho el regidor de Urbanismo, José Hila.

El acuerdo aprobado este martes se trasladará este miércoles a la Junta de Gobierno municipal para elevarlo al próximo pleno de julio.

Hila ha destacado que esta medida va de la mano de la modificación del Plan General para la regulación aplicable a los establecimientos turísticos y albergues juveniles en Palma, que también se aprobará en el próximo pleno de forma inicial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.