Palma de Mallorca es la cuarta ciudad más cara para vivir en España, según el último estudio de las capitales de provincia más caras y más baratas de la web Kelisto.es

Según han explicado en un comunicado, para realizar este estudio se tiene en cuenta la vivienda, tanto para comprar como para alquilar; los impuestos; el transporte público y privado; la cesta de la compra; y las actividades de ocio.

Así, Palma se sitúa como la quinta ciudad más cara acceder a una vivienda, tanto para alquilar como para comprar, y ocupa la décima posición entre las ciudades con el IBI más bajo, con una media de casi 63 euros.

Sin embargo, la capital balear es la tercera ciudad con mayores tasas de recogida de residuos sólidos urbanos, con una media de 126 euros, y la séptima con el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica más elevado, con una media de 68 euros.

Además, Palma encabeza la lista como capital de provincia más cara para llenar del depósito de gasolina, con un coste medio de casi 70 euros, mientras que en materia de transporte público, es la cuarta ciudad más cara para comprar un bono de autobús, y se sitúa entre las diez ciudades españolas en las que más cuesta llenar la cesta de la compra, con una media de 4.500 euros de media al año.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.