El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado su intención de elevar el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 1.000 euros a partir del 1 de enero de 2020.

Una subida sustancial (en la actualidad el SMI está en algo más de setecientos euros) y que es superior a la propuesta de Podemos-En Comú Podem (que proponía llegar a 950 euros) o la que pactó con los sindicatos el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y que fue de 850 euros.

El “gurú” económico socialista, el doctor en Economía Manuel Escudero, aseguró que España “puede permitirse” esa subida y que esa es la “única base de crecimiento sólida” pues servirá para aumentar el consumo. Por su parte, Toni Ferrer, secretario de Empleo del PSOE, explicó que la subida era un “elemento prioritario”

“En todo caso”, explicó Escudero, “no se trata de medidas radicales sino que convienen”. El presidente del Gobierno, por su parte, dijo que España “crece, pero no redistribuye ese crecimiento. Ahora mismo el reparto de la renta entre trabajadores y los beneficios empresariales está absolutamente desequilibrado”.

Una nueva promesa que, como suele ser habitual en nuestros políticos e independientemente del signo político del partido de turno, solo podrá aplicarse en fechas futuras, siempre cercanas a la celebración de nuevas elecciones o de cara ya a la próxima legislatura.

Nosotros quisimos saber esta semana si la propuesta de Sánchez podía ser tomada en serio y por eso preguntamos: “¿Cree ud. realista la propuesta de Sánchez de subir el salario mínimo interprofesional hasta los 1000 euros?” y la respuesta mayoritaria ha sido que “No” (un 56% de quienes han participado en la encuesta) frente al 44% restante que “Sí” creen realista la propuesta del presidente del Gobierno.

La respuesta, en dos años.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.