Este año, y por primera vez en sus 45 años de historia, la marcha Des Güell a Lluc a Peu no se celebrará debido a la falta de fondos.

El pasado 7 de julio el presidente de la Associació de Protecció Ciutadana Grup Güell, Isaac Hernández, anunció la suspensión definitiva del evento. Según explicó, se había logrado reunir una parte del presupuesto necesario (unos 40.000 euros) para la celebración gracias a las aportaciones del sector privado pero el Consell de Mallorca no contestó a la solicitud de un subvención de 21.000 euros que se había pedido hacía meses, lo que hacía inviable organizar el acto cuando apenas quedaba un mes para ello.

Un celebración que tuvo su primera salida en un lejano mes de julio de 1974 cuando Tolo Güell, propietario del Bar Güell, realizó junto a unos amigos una marcha como agradecimiento a la Virgen de Lluc por haber salvado a su hija de un accidente.

Con el paso del tiempo fueron muchos los que se sumaron a la iniciativa hasta el punto de que en agosto de 1993 se inauguró el “kilómetro cero” de la marcha frente al antiguo Bar Güell, una ceremonia a la que acudieron los reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía.

Romper esta tradición ha generado una gran polémica y desde diversos sectores sociales se ha acusado de falta de interés al Consell de Mallorca en esta celebración.

El PP, por ejemplo, habló de “falta de compromiso con manifestaciones tradicionales de gran calado” y pidió que la marcha fuera declarada “de interés público” mientras que desde diversas plataformas y entidades ciudadanas se especuló con el escaso interés por ayudar a una celebración mallorquina que no casa con las postulados pancatalanistas.

El Consell de Mallorca, por su parte, “lamentó la suspensión” decidida por la organización y aseguró tener preparada una subvención superior a la de 2017. En un último intento por lograr salvar la marcha, el Consell ofreció la organización a la Asociación de Vecinos de Palma pero esta lo ha rechazado alegando que le coincide con la celebración de una gran cantidad de actos y que no puede asumirla.

Así las cosas, esta semana preguntamos a nuestros lectores: “¿Cree usted que hay un “intencionado” desinterés del Consell hacia la marcha des Güell a Lluc a Peu?” y la mayoría de nuestros lectores considera que, efectivamente, ha habido un “desinterés intencionado” por parte del Consell de Mallorca hacia esta celebración (un 75%) frente al 25% restante que no lo cree así.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.