La Policía Local de Calvià ha multado a tres turistas por practicar ‘balconing’ en lo que va de año. Dos de las sanciones se pusieron en junio y la última, este fin de semana pasado. El importe de la sanción por este comportamiento va de los 600 euros a los 1.500 euros.

La normativa municipal establece que se trata de una falta grave y los responsables son las personas que lo llevan a cabo, así como aquellas que inciten a estas conductas, sin que pueda extenderse esta responsabilidad a la persona propietaria del establecimiento o la persona explotadora.

Las sanciones por ‘balconing’ están incluidas en la ordenanza municipal de Fomento de la Convivencia en Calvià desde 2016, y antes ya estaban incluidas en la derogada Ordenanza de Policía y Buen Gobierno de Calvià.

El último caso detectado por la Policía se produjo este sábado en Magaluf. Durante todo 2017 se interpusieron tres multas por ‘balconing’.

Desde la Policía explican que normalmente se trata de jóvenes turistas que han consumido gran cantidad de alcohol y que o bien intentan saltar a la piscina del hotel o pasar de balcón a balcón por el exterior de la fachada del etablecimiento.

Según precisan, de los cinco fallecidos precipitados este año en el municipio de Calvià, cuatro se trata de caídas y solo en un caso se trataba de una persona que intentaba pasar de un punto a otro desde una gran altura.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.