Imagen de archivo

Un turista británico de 22 años de edad ha fallecido a las 01.30 horas de este viernes en el centro de salud de Sant Antoni tras sufrir una parada cardiorrespiratoria relacionada con el consumo de sustancias estupefacientes.

Según ha informado el Área de Salud de Ibiza y Formentera, el joven fue trasladado al centro sanitario por unos amigos y miembros de la ONG británica 24/7. Allí, personal del centro de salud y técnicos del 061 le realizaron maniobras de reanimación cardiopulmonar pero no pudieron salvarle la vida, por lo que certificaron su muerte en el centro.

Se ha elevado parte judicial de la muerte por estar relacionado con el consumo de drogas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.