Foto: Reuters

La Policía francesa ha movilizado a 1.900 agentes para intentar localizar al que es ahora mismo el criminal más buscado de Francia, Redoine Faid, quien se fugó el domingo de la prisión de Centro Penitenciario Francilien Sur, al sur de París, en una espectacular operación por la que un helicóptero aterrizó dentro de la cárcel para facilitar su fuga. Faid es un conocido criminal especializado en el robo de furgones blindados que ha frecuentado los platós de televisión.

Algunos medios franceses consideran que es “imposible” localizar a Faid cuando ya han pasado más de 24 horas de su fuga, aunque las autoridades han localizado ya tres vehículos utilizados por el conocido criminal: el helicóptero, un coche y una furgoneta blanca.

El último vehículo localizado es una furgoneta blanca modelo Renault Kangoo descubierta en la mañana del lunes completamente carbonizada en un pueblo pequeño del departamento de Oise.

La Kangoo es el último paso conocido de Faid después de huir de la prisión con tres cómplices. El helicóptero empleado en la fue localizado parcialmente quemado por un cóctel molotov en Gonesse. Desde la aeronave se habrían desplazado en un Renault Megane negro hallado en Aulnay-sous-Bois.

Una de las vías que están explotando los agentes es el trabajo en la identificación de los cómplices de Faid. En ese sentido, el hermano de Redoine Faid, Brahim, quien estaba encarcelado junto a él, continúa bajo custodia.

Este mismo lunes, la ministra de Justicia, Nicole Belloubet, ha revelado que hace varias semanas un dron sobrevoló la prisión de Réau con una trayectoria sospechosa.

UNA FUGA ESPECTACULAR

Los cómplices de Faid llegaron a la puerta de acceso del Centro Penitenciario Francilien Sur y pidieron la liberación de Faid distrayendo así a las fuerzas de guardia mientras un helicóptero aterrizaba en el patio de la cárcel –carente de red alguna–.

Un grupo de individuos fuertemente armados se abrieron paso hasta la sala de visitas donde estaba Faid y se lo llevaron hasta el aparato. El piloto del helicóptero había sido tomado como rehén y el aparato fue localizado en llamas al norte de París.

No es la primera vez que Faid escapa de prisión. En 2013 tomó como rehenes a cuatro guardias de la Prisión de Lille-Sequedin y utilizó dinamita para abrirse paso y escapar. Un coche le esperaba afuera y estuvo seis semanas fugado hasta que fue apresado en un hotel.

Previamente fue puesto en libertad condicional en 2009 tras una década en prisión con el argumento de que estaba rehabilitado. Su fama se incrementó tras varias apariciones en televisión y con la publicación de libros que relatan sus infancia y juventud en los suburbios de París y cómo se especializó en el robo de furgones blindados.

Su historial es considerable y lleno de robos espectaculares inspirados, según reconoció él mismo, en películas de Hollywood como ‘El precio del poder’ o ‘Heat’.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.