Movistar Team

El ciclista español Mikel Landa (Movistar Team) terminó la pelea en el Tour de Francia con un mal día en la contrarreloj final y lamentó no haber cumplido con unas “mayores aspiraciones”, cayendo a la séptima posición en la clasificación general.

“Hoy no ha sido un buen día. No me he encontrado bien y los rivales han sido mejores. Es lo que hay. Veníamos con mayores aspiraciones, pero las cosas se han dado así. Quizás no hemos podido aprovechar la carrera tanto como queríamos; pensábamos que podríamos plantar más cara en subida, pero no le hemos podido sacar partido a nuestro terreno”, afirmó.

“Esperemos que el recorrido de la Vuelta ayude un poquito más y podamos sacar ventaja sobre otro tipo de corredores. La temporada estaba enfocada en llegar también fresco al tramo final, y espero estar ahí”, señaló en las declaraciones facilitadas por su equipo.

Sin embargo, a pesar de este mal resultado, el ciclista vasco se mostró satisfecho con el Tour que ha realizado y más tras la caída que sufrió en la décima etapa en Rouboix. “Creo que he sido bastante regular durante el Tour, dentro de lo que cabe. Tuve un percance muy serio con la caída de Roubaix, pero supe mantener la calma y confirmar, tras el cuarto puesto del año pasado, que soy un corredor estable manteniéndome entre esos diez primeros puestos”, apuntó.

Por último, el alavés quiso dar las gracias al público que asistió al recorrido calificándolo de “espectacular”. “Hemos peleado cada día y movido la carrera cuanto hemos podido, así que por ese lado, pienso que podemos estar satisfechos. Dentro de la mierda de día que he tenido, lo mejor de la jornada ha sido correr ante este público espectacular”, finalizó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.