La Agrupación Empresarial del Auto-Taxis y Auto-Turismos de Baleares ha expresado este viernes su “profunda preocupación” después de conocer la “próxima irrupción” de 200 nuevas licencias de vehículos de alquiler con conductor concedidas a la empresa Ares Capital, por sentencia judicial.

Según ha explicado la patronal en un comunicado, estas autorizaciones serán operativas este verano a través de un contrato de arrendamiento con la empresa de alquiler de vehículos OK Cars.

En concreto, la agrupación ha detallado que estas licencias estarán disponibles para un total de 200 vehículos de gasolina FIAT 500 de tres puertas y con una capacidad para cuatro pasajeros.

En esta línea, el colectivo ha señalado que “con este tipo de vehículos no se puede prestar un servicio de alquiler con conductor, por las dimensiones y características de los mismos, teniendo en cuenta que la normativa actual exige una longitud mínima de 4,60 metros y una potencia igual o superior a 12 CVF”.

Según la Agrupación de Auto-Taxis, el objetivo de estas autorizaciones será “la transmisión de las mismas a favor de terceros y el lucro como consecuencia de ello, obteniendo un mas que suculento beneficio económico, teniendo en cuenta que el coste de la tasa por autorización ha sido de 30 euros por vehículo”.

El presidente de la Agrupación, Antoni Bauzá, ha asegurado que la “irritación y el malestar” es “notable” en el sector del taxi, sobre todo si se tiene en cuenta que el colectivo está pendiente de la concesión de 700 nuevas licencias VTC.

Por último, la patronal ha explicado que los Servicios Jurídicos de la Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT) estudiará la viabilidad de estas concesiones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.