Un total de 185.175 pensiones de Baleares recibirán este viernes por parte de la Seguridad Social una paga adicional de atrasos correspondientes a la revalorización desde enero de 2018.

Según ha detallado en una nota informativa este miércoles el Ministerio de Trabajo, la Seguridad Social desembolsará en las Islas un total de 19,9 millones de euros por este concepto.

De este modo se compensa la diferencia entre la revalorización del 0,25 por ciento, efectuada en enero de este año, y la aprobada en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 del 1,6 por ciento para el conjunto de las pensiones y que alcanza el 3 por ciento para las mínimas, no contributivas y SOVI.

Se realizará un abono único con los atrasos correspondientes a los 7 primeros meses del año y la paga extra recibida junto a la nómina de junio. Se trata de una paga de atrasos que se abona independientemente y con anterioridad al pago ordinario de la pensión mensual de julio.

DATOS NACIONALES

A nivel estatal, la Seguridad Social hará un desembolso por este concepto en el conjunto del Estado de 1.121,69 millones de euros, que beneficiará a las 9.439.684 pensiones.

La cuantía para cada pensión del sistema será de 101,24 euros de media, y de 117,10 en el caso de la prestación de jubilación. El abono correspondiente a la pensión de viudedad asciende a 70,33 euros.

La pensión media del sistema se eleva a 956,13 €/mes; la media de jubilación será de 1.101,73 €/mes y el límite máximo se sitúa en 2.614,96 €/mes.

En los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 se recoge además una subida del 2,75 por ciento (más el 0,25 por ciento aplicado en enero) para las 2.425.422 pensiones mínimas, 324.434 pensiones del SOVI y 548.000 pensiones no contributivas.

Así, la pensión mínima de jubilación, para una persona mayor de 65 años y con cónyuge a cargo se sitúa en 810,60 €/mes; las pensiones del SOVI, 420,50 €/mes y las pensiones no contributivas quedan en 380,10 €/mes.

También se incrementan las prestaciones familiares por hijo a cargo mayor de 18 años con discapacidad del 65 por ciento o superior que, tras aplicar el 2,75 por ciento, quedarán fijadas en 4.561,20€/año.

Si la discapacidad es del 75 por ciento o superior, el importe se eleva hasta los 6.842,40 €/año. En este caso, el número de personas beneficiadas alcanza las 210.000.

Por último, el límite de ingresos para tener derecho a las prestaciones por hijo a cargo menor de 18 años, sin discapacidad, queda fijado en 11.953,94 €/año, y 17.991,42 en el caso de familias numerosas. Se incrementará en 2.914,12 €/año por cada hijo a partir de cuatro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.