El doctor Thongchai Lertwilairattanapong, inspector general del Ministerio de Salud Pública a cargo de Chiang Rai, ha informado este miércoles de que la mayoría de los niños rescatados de la cueva tailandesa han perdido una media de dos kilos, pero en general se encuentran en buenas condiciones y no muestran signos de estrés.

“Según nuestra evaluación están en buenas condiciones y no están estresados. La mayoría de los niños perdió una media de dos kilos”, ha afirmado el doctor, según informan los medios locales.

Thongchai ha aclarado que no ha sido necesario darles sedantes para que pudieran dormir tras lo vivido y ha dicho que todos parecen estar “en un buen estado de salud mental”. En su opinión, “es probable que se deba a que permanecieron juntos como equipo durante toda la dura experiencia”. “Tenemos que elogiar al entrenador por gestionarles bien en la situación”, ha añadido.

El rescate de los doce niños y su entrenador de fútbol concluyó este martes, con la salida de los últimos cuatro niños, el monitor y el equipo que les estuvo acompañando para garantizar su seguridad.

Los primeros niños, cuatro en total, salieron de la gruta el domingo y desde entonces las fuerzas de seguridad trabajaban a contrarreloj para recuperar al resto antes de que se reanudaran las lluvias torrenciales que les dejaron atrapados. El lunes salieron otros cuatro y este martes han visto la luz los cuatro restantes y el monitor.

Los doce menores y su entrenador de fútbol quedaron atrapados en la cueva de Tham Luang, ubicada en la provincia de Chiang Rai (norte), el pasado 23 de junio al verse sorprendidos por las intensas precipitaciones que inundaron parte de los túneles del complejo.

Después de una intensa búsqueda, buceadores británicos les localizaron hambrientos y en la penumbra en una zona no inundada de una sala a varios kilómetros en el interior del complejo de cuevas.

Los padres de los ocho menores rescatados el domingo y el lunes han podido visitarles pero tuvieron que vestir trajes protectores y permanecer a dos metros de distancia como precaución.

Thongchai ha indicado que los cuatro primeros rescatados ya están comiendo alimentos normales y los que presentaban infección pulmonar evolucionan satisfactoriamente. En cuanto al segundo grupo de cuatro, aún siguen una dieta blanda pero se espera que puedan ingerir una alimentación normal a lo largo del día.

En lo que respecta a los cuatro últimos rescatados, solo uno presentaba infección pulmonar y aún no se les ha realizado un examen nutricional, de vista y psicológico. El responsable ha aclarado que los doce niños, junto a su monitor, permanecerán bajo cuarentena durante siete días mientras que se les hará un seguimiento de su estado de salud en los siete días posteriores a que sean dados de alta.

AGRADECIMIENTO DEL PRIMER MINISTRO

Entretanto, el primer ministro del país, Prayut Chan Ocha, ha ofrecido un discurso televisado este miércoles para agradecer la ayuda recibida y que ha permitido el éxito de la operación de rescate de los integrantes del equipo ‘Jabalíes Salvajes’.

Prayut ha expresado su “sincera gratitud” a todos los implicados en la misión incluidos voluntarios, funcionarios, empresas privadas y medios, así como el apoyo moral recibido desde todos los rincones del mundo.

“Aunque la misión ha culminado, las imágenes de personas de todo tipo juntas para echar una mano, independientemente de la raza o credo, permanecerán en nosotros para siempre”, ha asegurado el mandatario, según informa el diario local ‘Nation’.

Asimismo, ha tenido palabras de recuerdo para el submarinista de los SEAL de la Marina tailandesa que falleció durante el fin de semana durante la operación para hacer llegar víveres a los menores atrapados en la cueva. Según el primer ministro, su legado “estará para siempre en nuestros corazones”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.