Foto: Reuters

Los manifestantes concentrados en la plaza del Parlamento de Londres contra la visita a Reino Unido del presidente de EEUU, Donald Trump, han lanzado este viernes al cielo un globo de seis metros de altura que representa al mandatario como un bebé enfurruñado, en pañales y con un teléfono móvil en su mano.

El lanzamiento, avanzado en los días previos a la visita de Trump, tiene lugar en el día culminante durante el que se encontrará con la reina Isabel II de Inglaterra. La comitiva del mandatario, sin embargo, ya ha avisado de que su recorrido intentará evitar la capital británica en la medida de lo posible.

“Creo que cuando te lanzan dirigibles para hacerme sentir mal, no hay razón para ir a Londres”, declaró Trump al sensacionalista diario ‘The Sun’ en una entrevista publicada ayer.

El organizador de este espectáctulo, Leo Murray, ha explicado a CNN que el globo gigante había sido diseñado para hablar con Trump “en un lenguaje que él entiende, el del insulto personal”.

“Las reglas diplomáticas normales se han suspendido, y en el momento que nos encontramos con un jefe de Estado que se salta la ley y que arrebata a los bebés de sus padres en la frontera, se ha acabado el momento de la educación y del civismo”, ha declarado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.