Sorpresa entre los bañistas de Ses Covetas que esta mañana han recibido la visita de una raya de aproximadamente un metro y medio.

Según ha explicado la lectora que nos ha remitido la fotografía, el animal “estaba un poco desconcertado y muy próximo a la orilla”.

Esa cercanía ha provocado que una gran cantidad de curiosos se congregaran a su alrededor para poder contemplarla más de cerca y bajo la atenta mirada del socorrista de la playa quien ha explicado a nuestra lectora que se había dado aviso y que se iba a intentar capturar al ejemplar mediante una pecera.

El animal podría haberse acercado hasta la orilla a raíz de haber ingerido algún plástico o por estar enferma y ello solo se conocerá tras los análisis que se le puedan practicar tras su captura.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.