Picar entre horas resulta inevitable en verano. Como nos preocupamos por nuestra salud y queremos mantener nuestro cuerpo en línea para las vacaciones, qué mejor que recurrir a algún snack saludable para estos momentos de ‘gula’.

Las pipas de girasol son unas de nuestras grandes aliadas para el verano ya que nos ayudarán a saciar el apetito entre comidas a la vez que aportan numerosos beneficios para nuestro organismo. Por ello, gracias a este alimento, no tenemos que resistirnos al capricho del picoteo mientras nos cuidamos.

De esta manera, las pipas de girasol destacan entre los frutos secos por sus beneficios nutricionales, perfectos para el mantenimiento de una dieta sana y equilibrada.

SI BUSCAS CUIDARTE EN EL DÍA A DÍA…

Son una gran fuente de vitamina E, que nos ayuda a proteger de enfermedades al corazón y a todo el sistema cardiovascular y tienen propiedades antioxidantes, que ayudan a prevenir el cáncer y el envejecimiento de la piel.

Además, contienen zinc, que ayuda a estimular el sistema inmunitario y combatir cualquier tipo de agente infeccioso y son una fuente de fitoesteroles, una clase de compuestos químicos de origen vegetal que ayudan a reducir los niveles de colesterol y
mejoran la salud del corazón.

SI PRACTICAS ALGÚN DEPORTE…

Las pipas de girasol contienen minerales muy importantes, como el magnesio, que proporciona lo necesario para relajar los músculos y nervios del cuerpo.

Sus niveles de potasio ayudan a mejorar el rendimiento y evitar lesiones. También son ricas en selenio, un nutriente que además de frenar el estrés oxidativo, contribuye al mantenimiento de las articulaciones en buen estado.

SI ESTÁS EMBARAZADA O PLANEAS ESTARLO…

Están especialmente indicadas para mujeres embarazadas, debido a sus altas dosis de folatos, un nutriente indispensable para el buen desarrollo del feto.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.