Movistar Team

El ciclista del Movistar Team Mikel Landa reconoció que el tiempo perdido por su compañero Nairo Quintana en la primera etapa del Tour de Francia 2018 es una “catástrofe”, además de estar llena de “mucha tensión y nervios” que han complicado el estreno del combinado español en la ronda gala.

“Es una catástrofe para nosotros. Las primeras tres cuartas partes de la etapa han sido tranquilas, pero el final ha tenido mucha tensión y nervios; ha sido muy difícil de superar”, admitió el corredor alavés, que se ha situado 33º en la general a 10 segundos de la primera posición que ostenta Fernando Gaviria (Quick-Step Floors).

“Con cosas así -como lo que le ha sucedido a Nairo- nunca cuentas, y es una faena”, dijo Landa después de que el colombiano chocase contra un bordillo a menos de 4 kilómetros para la meta y perdiese un minuto y 15 segundos respecto al líder.

“Habrá que pensar que estamos en la primera etapa, que lo que nos ha pasado hoy a nosotros puede sucederle a otros rivales en lo que queda. Toca seguir concentrados e ir día a día”, añadió Landa.

NAIRO: “ACABÉ CON LAS DOS RUEDAS ROTAS”

Por su parte, Nairo Quintana desveló al término de la etapa que terminó con las “dos ruedas rotas”. “He pillado un bordillo a poco de alcanzar los últimos tres kilómetros, pero tenía las dos ruedas rotas y era imposible seguir corriendo de ese modo, tenía que parar”, manifestó.

“Por desgracia, así son las cosas; no nos queda otra que seguir hacia adelante”, añadió el cafetero, que no ha tenido el comienzo esperado en la ‘Grande Boucle’.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.