ESO/S. BRUNIER

Un telescopio chino ha descubierto estrellas jóvenes más allá del límite de la Vía Láctea supuesto en los últimos años, lo que indica que el disco galáctico se extiende a 62.000 años luz de su centro.

Durante décadas, los astrónomos mapearon el radio de la galaxia a unos 50.000 años luz, con nuestro sol a unos 25.000 años luz del centro de la Vía Láctea. Hay un límite claro en el borde del disco estelar galáctico, y el número de estrellas cae abruptamente más allá del límite.

Pero el Telescopio Espectroscópico de Fibra Multiobjeto de Área de Cielo Grande (LAMOST), de los Observatorios Astronómicos Nacionales (NAO) de la Academia de Ciencias de China, ha ido más lejos.

Este telescopio puede observar unos 4.000 cuerpos celestes a la vez y ha realizado una contribución masiva al estudio de la estructura de la galaxia.

El astrónomo de la NAO Liu Chao contó las estrellas en el límite de la galaxia utilizando datos de LAMOST y trazó una sección transversal del anillo exterior de la Vía Láctea a fines de 2017.

Descubrió que las estrellas son menos, pero no se detienen a 50.000 años luz del centro galáctico. Se extienden a 62.000 años luz.

Desde entonces, otros astrónomos, incluidos científicos en España, se han unido a la investigación de Liu. Descubrieron que el radio del disco estelar galáctico podría alcanzar los 100.000 años luz, informa la agencia Xinhua, citada por la Academia de Ciencias de China.

Los científicos chinos han establecido el banco de datos de espectros estelares más grande del mundo basado en observaciones de LAMOST. Ayudará a comprender mejor la Vía Láctea y a estudiar la evolución de las galaxias y el universo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.