Sin cresta, con espolones y sin plumaje, así hallaron los agentes de la Policía Local a un gallo en el interior de un vehículo estacionado en la calle Biniamar de Palma.

Los agentes se disponían a sancionar a un vehículo aparcado sobre la acera cuando se percataron de que en el interior del mismo había un gallo que por el aspecto que presentaba, se destinaba a la celebración de peleas.

Cuando apareció el dueño del vehículo, este explicó que había adquirido el gallo a unos vecinos de Son Cladera minutos antes por 300 euros.

Sin embargo, cuando fue requerido para que mostrara algún documento que acreditara la compra no pudo hacerlo, por lo que se levantó acta y se incautaron del animal, decidiendo ahora sobre el mismo protección de animales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.