La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, ha afirmado este jueves que la sanidad universal, que su Gobierno se ha comprometido a recuperar, “está por encima de la geografía y no es negociable”.

En un discurso pronunciado en el acto institucional del ‘Día de la Cooperación’ con motivo de ‘CampusÁFRICA’, ha dicho que trabajar por la mejora de la salud de las personas es un “deber” de las instituciones y un “bien muy precioso”, resaltando que los derechos “no son negociables”.

En esa línea, ha avalado la recuperación del acceso universal a la sanidad “sin exclusiones”, en línea con la filosofía de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con quien comparte una “agenda común”, que pasa por aplicar políticas de desarrollo sostenible, reforzar los sistemas sanitarios nacionales o cumplir los criterios de la Agenda 21.

Además, ha dicho que siguen “dos señas de identidad”, la solidaridad y que la unión de fuerzas multiplica los resultados.

La ministra ha valorado el trabajo que hacen los cooperantes en África porque muestran la realidad del continente y obligan a las instituciones a “estar a la altura”, destacando por ejemplo al Cabildo de Tenerife, que se ha convertido en un “referente” de cooperación sanitaria en el África Occidental a través de la Fundación de Enfermedades Tropicales.

En esa línea, ha resaltado los proyectos sanitarios que lleva a cabo España en el continente, entre los que destaca la elaboración del mapa sanitario en Mauritania, la especialización médica en Etiopía, Níger y Mozambique o la mejora de la calidad asistencial de pacientes con enfermedades crónicas en Guinea Ecuatorial.

Asimismo, ha comentado que se va a colaborar en cooperación sanitaria en el ámbito materno infantil a través de las vacunas o la planificación familiar, incidiendo especialmente en el “empoderamiento” de las mujeres, que son “el presente” y “deben tomar la parte de la vida que les corresponde, el 50 por ciento”.

Ha insistido en potenciar la formación y la educación y adaptarse a los sistemas de salud locales, al tiempo que ha solicitado “trabajar juntos” y compartir objetivos para resolver problemas con una mezcla de “posibilismo y sueños”.

Según Montón, si se trabaja “unidos”, esto ayudará a “mejorar y dignificar la democracia”.

El presidente del Cabildo tinerfeño, Carlos Alonso, citó como uno de los principales desafíos el cambio climático, debido al riesgo de expansión de enfermedades infecciosas por causas ambientales.

“Desde un territorio insular como el nuestro, tan cercano al continente africano, podríamos actuar frente a ese desafío como simples espectadores, pero en cambio, decidimos hacernos fuertes y aprovechar nuestra posición geográfica para sumar y dar pasos firmes para prevenir y estar preparados frente a un hecho demostrado por la Organización Mundial de la Salud”, afirmó.

Carlos Alonso recordó que el Cabildo fue una de las instituciones impulsoras de la creación del Instituto y de la Fundación de Enfermedades Tropicales, entidades con las que se sigue colaborando activamente a través de la financiación de diversos proyectos, y destacó la reciente firma de un convenio de colaboración entre la Corporación, la Fundación, la Universidad de La Laguna y la Fundación Amref Salud África, para contribuir al refuerzo del sistema de salud en Senegal.

“Este convenio permitirá avanzar en la investigación y lucha contra determinadas enfermedades tropicales como la malaria, una de las más mortales que existe en el mundo”, aseveró.

CANARIAS, EL “MEJOR LUGAR” PARA LA COOPERACIÓN

En su opinión, “desde la experiencia en el campo de la investigación, se puede afirmar que el control de las enfermedades tropicales solo se puede resolver en origen, y ese precisamente es el principal papel que creo debemos aportar como territorio, desde Canarias, porque estamos en el mejor lugar para articular las vías de cooperación, como puente entre Europa, África y América”.

Según el presidente, “es imprescindible caminar de la mano de los países que padecen la situación contra la que se quiere luchar, y celebrar en Tenerife Campus África es otra aportación para avanzar en ese desarrollo y en ese camino hacia un mejor lugar donde vivir”.

La consejera de Acción Exterior, Delia Herrera, inició su intervención poniendo de manifiesto que los acuerdos de colaboración que desde hace ya varios años, Tenerife mantiene con los países de África occidental.

Herrera manifestó que esta relación se traduce en la puesta en marcha de proyectos “que mejoran la vida de las personas” en el campo de las energías renovables, el agua, la agricultura la sanidad o la investigación en enfermedades tropicales.

“Para nosotros, pensar en el continente africano no debe limitarse a un día o a una celebración; desde el Cabildo, trabajamos con y para África los 365 días del año, porque hemos demostrado que somos serios y constantes y que trabajamos desde el corazón”, añadió.

El rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón, puso de relieve que la consolidación de Campus África ha sido posible “”racias a la implicación de multitud de instituciones que se han comprometido en seguir impulsando esta relación entre las sociedades y la Universidad”.

Puntualizó que, en este caso, se ha centrado en el ámbito de la sanidad, y se mostró confiado en que el encuentro redundará en la mejoras de las relaciones con el continente vecino.

Por su parte, el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, insistió en que desde la Comunidad Autónoma están convencidos de que “el conocimiento es la herramienta básica para romper las desigualdades entre las naciones y las personas”.

INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS

En su discurso, el director general de Sanidad de Senegal, Ibrahima Souka Ndella Diouf, tras disculpar la ausencia del ministro del rango, explicó a los asistentes la situación actual en materia de salud en el país, a la par que abogó en seguir trabajando en “las alianzas con Tenerife” para seguir mejorando la sanidad en el país africano, al tiempo que agradeció “los esfuerzos desplegados por el Gobierno de la isla” en esta materia.

Este mismo agradecimiento fue puesto de manifiesto, también, por el ministro de Sanidad de Mauritania, Kane Boubakar, quien recalcó que el papel de la administración es “brindar el bienestar a la población para garantizar la cobertura sanitaria”.

Así, puso de relieve que uno de los retos en materia de salud pública será seguir trabajando en el control de las enfermedades infeccionas y detalló algunos de los avances del país en materia sanitaria.

En este sentido, la máxima responsable de Salud de la República de Guinea Bissau, María Inácia Có Mendes Sanha, abogó por un intercambio de experiencias e ideas para crecer de manera coordinada, en beneficio del “bienestar social” de los países.

El cierre del acto vivo de la mano del director de la Red Internacional de Institutos Pasteur, Marc Jouan, quien ofreció una conferencia en la que aseguró que “la ciencia y las patologías no tienen fronteras”.

El control de las epidemias o la investigación de enfermedades infecciosas son algunos de los propósitos que anualmente se marca la institución francesa y Jouan recalcó la cantidad de disciplinas que unen a la cooperación sanitaria y avisó de que “las epidemias de gripe y peste demuestran, una vez más, que las enfermedades siguen siendo un problema a pesar del desarrollo socioeconómico del país”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.