La inspección de cinco establecimientos en la localidad de Sant Antoni de Portmany (Ibiza) se ha saldado con la intervención de más de 55.000 cápsulas de óxido nitroso (el “gas de la risa”), más de 400 dosificadores y más de 21.000 globos utilizados para la inhalación. Unas cifras que hubieran permitido embolsarse a quienes lo vendían más de  800.000 euros.

La inspección fue llevada a cabo por efectivos de la Guardia Civil con la colaboración de inspectores de Salut Pública de la Consellería de Salut  del Govern de les Illes Balears.

Al parecer, el aumento en la venta y consumo en plena calle del “gas de la risa” por parte de turistas (especialmente británicos) había provocado una gran alarma social en la localidad ibicenca.

Por ello, tanto Policía Local como Guardia Civil, han estado desarrollando dispositivos desde el inicio de la temporada con el objetivo de identificar y detener a quienes ofrecían y comerciaban con el óxido nitroso. A resultas de ello, se había procedido a la detención detención de más de 30 personas acusadas por tráfico ilícito de medicamentos.

En un momento posterior se hicieron gestiones para localizar los establecimientos que estuviesen suministrando el gas y los instrumentos necesarios para su consumo con fines recreativos. Estas investigaciones han acabado con el dispositivo llevado a cabo hoy.

El consumo de óxido nitro con fines recreacionales implica, tal y  como la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha informado en distintas ocasiones, graves riesgos para la salud del consumidor.

El consumo del “gas de la risa” se  asocia con analgesia, excitación, alucinaciones, confusión, que posteriormente se convierten en sedación y sopor,  teniendo un efecto tóxico sobre la médula ósea, así como estando relacionado su consumo reiterado con casos de trastornos neurológicos, pudiendo llegar a causar la muerte del consumidor por asfixia.

Todos estos efectos se ven potenciados en el caso de policonsumidores de drogas, como consecuencia de la interacción farmacológica del óxido nitroso con otras sustancias, como el alcohol, ya que potencia su efecto depresor del Sistema Nervioso Central.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.