La diabetes aumenta el riesgo de padecer cáncer, especialmente en las mujeres, tal y como han demostrado investigadores del Instituto George para la Salud Global de la Universidad de Nueva Gales del Sur de Sydney (Australia) y de la Universidad de Oxford (Reino Unido), cuyo trabajo ha sido publicado en la revista ‘Diabetologia’.

Para alcanzar esta conclusión, los científicos analizaron 107 artículos publicados y 36 cohortes de datos de pacientes, tanto hombres como mujeres. El análisis estadístico consideró la diabetes (tipos 1 y 2 combinados) con casos de cáncer en hombres y en mujeres y, para aquellos tumores que pueden ocurrir en ambos sexos se analizaron los eventos de cáncer específicos del cada uno.

De esta forma, los investigadores descubrieron que las mujeres con diabetes tenían un 27 por ciento de riesgo de cáncer, mientras que el porcentaje en los hombres se situó en el 19 por ciento. Este riesgo era especialmente pronunciado en las mujeres en el caso del cáncer de riñón (11% más), oral (23% más), estómago (14% más) y leucemia (15%). No obstante, en el cáncer de hígado, el riesgo para las mujeres con diabetes fue un 12 por ciento menor que para los hombres con diabetes.

En este sentido, los expertos han señalado que la hiperglucemia (es decir, glucosa en sangre elevada) puede tener efectos cancerígenos al causar daño en el ADN, un efecto potencialmente más pronunciado en las mujeres porque históricamente las mujeres eran menos tratadas, reciben menos cuidados intensivos y tienen una menor adherencia a la medicación antidiabética que los hombres.

Además, y dado que se ha encontrado que la duración media de la tolerancia a la glucosa alterada o la glucosa alterada en ayunas se sitúa en más de 2 años en las mujeres, ellas pueden tener una mayor exposición a hiperinsulinemia no tratada (niveles altos de insulina) en el estado prediabético.

Por todo ello, los investigadores han subrayado la importancia de un enfoque específico del sexo para la cuantificación del papel de la diabetes en la investigación, prevención y tratamiento del cáncer. No obstante, han reconocido que se necesitan más estudios para aclarar los mecanismos subyacentes a las diferencias sexuales en la asociación entre el diabetes y el cáncer.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.