Foto: Europa Press

La defensa del líder de ERC, Oriol Junqueras, y del exconseller Raül Romeva ha solicitado este sábado al Tribunal Supremo que sustituya su encarcelamiento provisional por un arresto domiciliario.

Lo ha pedido en un recurso presentado en la Sala Penal del Tribunal Supremo consultado por Europa Press, después de que el viernes el Tribunal Supremo denegara la libertad solicitada por los presos soberanistas al no detectar modificación alguna de los motivos por los que el magistrado instructor, Pablo Llarena, acordó cárcel para ellos.

El abogado de Junqueras y Romeva, Andreu Van den Eynde, ha reclamado en el escrito que el Supremo acuerde su libertad provisional o establezca “una medida cautelar alternativa menos gravosa que la prisión provisional”.

Argumenta que Junqueras y Romeva “han comparecido siempre al llamamiento judicial y cuyo único interés es, precisamente, acudir al Juicio Oral para defender su inocencia”, y advierte de que, si no hay una alternativa a la prisión, dejaría en mala posición al sistema judicial español.

“Manifestar carencia de alternativas a dicha situación deja en muy mal papel al sistema de justicia y lo define como un sistema incapaz de garantizar que los ciudadanos puedan afrontar sus responsabilidades como inocentes que son antes de Sentencia con un mínimo respeto a sus derechos fundamentales”, avisa.

Asimismo, responde al Supremo por decir que la decisión del Tribunal Superior de Schleswig-Holstein de rechazar la extradición del expresidente Carles Puigdemont por rebelión no tiene ninguna incidencia en el desenlace de esta causa, ya que, según la defensa, cree que esta decisión ha evidenciado “la existencia de un criterio generalizado y que se extiende por doquier” sobre que no existen elementos que sustenten el delito de rebelión.

La defensa ha argumentado que esta decisión “tampoco resulta descontextualizada de la causa y muestra de ello es que ha motivado no sólo respuestas políticas y oficiales sino también resoluciones judiciales de esta propia Sala Penal”, en referencia a las críticas de Llarena a la justicia alemana.

“El Excmo. Instructor también ha dedicado críticas amargas a los jueces alemanas. Algo habrán hecho en Alemania, por tanto, que merezca cierta atención”, añade el escrito.

También recrimina que la Sala del Supremo critique que las defensas pidan la libertad de sus clientes argumentando la “atmósfera política”, tras la reunión entre los presidentes Quim Torra y Pedro Sánchez.

El escrito sostiene que “esa atmósfera y contexto es ‘copyright’ del Instructor y no de las partes en el debate sobre la prisión”, y defienden que la situación política en Cataluña ha sido el pretexto desde el inicio de esta causa.

“La negativa radical a un espacio político independentista pacífico es, por tanto, el fundamento de la presente causa”, afea, y afirma que defender la independencia es compatible con la Constitución y que el Tribunal Constitucional (TC) ha reiterado que la española no es una democracia militante.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.