Los colegios de ingenieros de montes e ingenieros técnicos forestales de Baleares han alertado este miércoles sobre “el creciente aumento del riesgo” que amenaza numerosas áreas de “interfaz urbano forestal de las islas”, que son, según dicen, “cada vez más vulnerables”.

En un comunicado, han insistido en la “corresponsabilización” de propietarios y entidades locales para que se reduzca “la delicada situación” en que se encuentran estas zonas en caso de incendio, sobre todo “a nivel de concienciación, autoprotección y organización de la posible evacuación”.

Desde los colegios hacen estas declaraciones tras el incendio en urbanizaciones cercanas a Atenas, que se ha saldado con más de 70 víctimas mortales, y que coincide con el quinto aniversario del incendio de Andratx y con el reciente fuego acaecido en la zona boscosa de Cala Estellencs.

Así, explican que basta con comparar, a vista de pájaro, las urbanizaciones griegas con muchas de las que hay en Baleares, “para comprobar que son casi indistinguibles”, y que “solo ciertos factores azarosos” han evitado que en la última década no se haya producido “ninguna desgracia en términos civiles”.

Como ejemplos de zonas en riesgo ponen Son Net (Puigpunyent), Es Verger (Esporles), Son Font (Calvia), Monport (Andratx), Cala Tuent (Escorca), Cala Vedella (Sant Josep), Son Bou (Alaior), Cala Morell (Ciutadella), Canyamel (Capdepera), así como playas con un solo acceso como Sant Elm, Cala Tuent, Formentor, Port des Canonge, entre otras.

Según explican son escenarios donde un incendio forestal “en un día meteorológicamente desfavorabl”e puede provocar “una situación realmente crítica, pese al buen trabajo que se haga desde el operativo de extinción”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.