EP

Un grupo de jóvenes que portaba ikurriñas y pancartas a favor de los presos de ETA y otras personas que asistían en la plaza Consistorial al lanzamiento del chupinazo de los Sanfermines de 2018 han protagonizado este viernes un incidente antes del inicio de las fiestas.

Pasadas las 11.30 horas, un grupo de jóvenes ha entrado en la plaza Consistorial con ikurriñas, banderas de Navarra y pancartas alusivas a los presos de ETA, así como a los condenados por la agresión a dos guardias civiles de Alsasua.

Este grupo se ha abierto espacio entre la muchedumbre que estaba ya en la plaza esperando el lanzamiento del chupinazo. Muchas de estas personas les han coreado la canción ‘Que viva España’.

Eso ha generado una situación de tensión que ha acabado con varios puñetazos hasta que finalmente otras personas han mediado para evitar que el incidente fuera a mayores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.