Fotos: Isabelle Sleijpen

Inca vibró ayer al son de los motores del espectáculo de los Monster Trucks que, durante noventa minutos, hicieron las delicias del público asistente.

La actuación de los Monster Trucks fue la guinda de un show en el que la adrenalina corrió a raudales: coches a dos ruedas, Quads acrobáticos, motos volando, vehículos atravesando barreras de fuego…, todo un desfile de profesionales al volante que hacían posible lo imposible.

Entre el público asistente, una gran cantidad de niños que se lo pasaron en grande con todo lo que vieron y a quienes los pilotos participantes quisieron agradecer su presencia regalándoles sus guantes.

Tras el intermedio, durante el que se procedió a la venta habitual de merchandising, hicieron su aparición los esperados Monster Trucks que armados con sus ruedas imposibles, procedieron a aplastar todo cuanto se les puso por delante.

Hora y media de diversión que no dejó indiferente a nadie y que este domingo se volverá a repetir.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.