El violinista búlgaro, Vasko Vasilev ha conquistado el corazón de todos los asistentes al concierto de “Música arran de la mar”, que se ha celebrado en el Caló d’en Busquets de Cala Figuera.

Más de 1500 personas se acercaron hasta el núcleo costero para disfrutar del virtuosismo de Vassilev, que fue animado por centenares de compatriotas que se encontraban en la pequeña cala. En Bulgaria, el violinista es todo un símbolo y un referente en el mundo de la música y la cultura.

Como es habitual en los conciertos de “Música arran de la mar”, el intérprete llegó por mar subido en una embarcación que le dejó en el muelle y desde donde comenzó a tocar.

Vasilev estuvo acompañado en todo momento por la Orquesta del Festival de Santany, dirigida por Vicenç Balaguer. El programa arrancó con las Cuatro Estaciones de Vivaldi, que con la enérgica manera de tocar de Vassilev, enamoró enseguida a un público totalmente entregado desde los primeros compases. En la segunda parte del espectáculo tocó una partitura de George Gershwin (Fantasía sobre Porgy and Bess) que literalmente, llegó caída del cielo.

Al acabar, el violinista volvió a partir desde el muelle en barca mientras recibía una fuerte ovación como pocas veces se había visto en el Caló d’en Busquets de Cala Figuera.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.