Foto: ASO

El ciclista galés Geraint Thomas (Team Sky), líder del Tour de Francia, ha declarado, al término de la decimoséptima etapa disputada entre Bagnères-de-Luchon y Saint-Lary-Soulan sobre 65 kilómetros, que, a pesar de estar en una “buena” posición no va a dormirse ni va a cambiar “la mentalidad” con la que está afrontando la ronda gala.

“Estoy en una posición buena, pero eso no va a cambiar la mentalidad con la que afrontamos este Tour de Francia. Seguiré haciendo las cosas lo mejor posible, no voy a dormirme. Seguiremos corriendo en equipo. Esa es nuestra fuerza. Quizá sea difícil de creer después de lo que pasó con Bradley Wiggins, pero Chris Froome y yo somos sinceros y abiertos el uno con el otro. Ese es el secreto del éxito del equipo”, afirmó en declaraciones tras la etapa.

El corredor, que finalizó tercero este miércoles, analizó brevemente su actuación en una etapa ganada por Nairo Quintana (Movistar). “No sabía qué esperar. Ha sido un día duro y me alegro de que haya terminado. Froome dijo por el pinganillo a cuatro o cinco kilómetros de meta que no se estaba sintiendo bien”, afirmó.

“Seguí a Primoz Roglic (LottoNL-Jumbo) y Tom Dumoulin (Team Sunweb) cuando aceleraron y al final arranqué en busca de la bonificación del tercer puesto, gracias a lo cual saqué también unos segundos extra de renta”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.