ASO/ALEX BROADWAY

El líder del Tour de Francia, el británico Geraint Thomas (Sky), reconoció que este sábado “puede ser un buen día para la escapada” gracias al final de etapa que acoge el municipio de Mende tras 188 kilómetros de recorrido.

“Mende es un final duro. Lo he hecho un par de veces ya y puede venirme bien porque a veces soy un ciclista bastante explosivo. En todo caso, puede ser un buen día para la escapada, así que los kilómetros finales deberían ser rápidos y duros para todos. E incluso si la escapada llega a meta, Mende será un desafío para los corredores de la general”, avisó.

Preguntado por la jornada de este viernes, el galés que manda en la clasificación con 1 minuto y 39 segundos de ventaja sobre su compañero Chris Froome, dijo que fue “rápido en carreteras muy rápidas”. “Todos hemos disfrutado de tener un día tranquilo después de los Alpes. Sólo los kilómetros finales fueron estresantes, un poco como siempre”, indicó.

“Mis compañeros me han colocado bien en los últimos kilómetros para evitar cualquier problema”, sentenció Thomas, que mantuvo su condición de líder y avisa de posibles ataques en etapas venideras. El tercero en la tabla es el holandés Tom Dumoulin a 1 minuto y 50 segundos del británico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.