Un hombre de 53 años y nacionalidad alemana que se hallaba en Mallorca pasando unos días junto a su familia ha fallecido ahogado tras ser arrastrado por una ola junto a sus dos hijos.

La pareja y sus hijos (un niño y una niña mellizos de ocho años de edad) se alojaban en unos chalets de Sa Cova Blanca, entre Porto Petro y Cala Egos. Sobre las 15:30, toda la familia se encontraba en unas escaleras que, desde los chalets, descienden hasta el mar cuando una ola de grandes dimensiones ha arrastrado al padre y a los dos pequeños.

La madre ha logrado coger a la hija y de inmediato ha empezado a gritar solicitando auxilio. Al ver lo que ocurría, unos vecinos se han echado al mar en una canoa y se han dirigido hacia el padre y el hijo, que cada vez se alejaban de la orilla debido al fuerte oleaje reinante.

Finalmente, han podido izar en la canoa al pequeño pero no así al padre al que han acercado hasta la orilla tras grandes esfuerzos. De inmediato ellos mismos han comenzado a practicarle maniobras de recuperación.

Minutos después se personaba en lugar la Guardia Civil, cuyos agentes han tomado el relevo y han continuado con las maniobras de recuperación. La Policía Local de Santanyí, por su parte, ha intentado recuperar al hombre con un desfibrilador a la espera de una ambulancia que se ha presentado a los pocos minutos. Sin embargo, los médicos no han podido hacer nada por salvar la vida del padre.

La esposa del fallecido ha precisado atención psicológica.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.