Los once ocupantes de la patera interceptada ayer se hallan en buen estado de salud y han sido puestos en manos de Extranjería, quienes tramitarán el correspondiente expediente de expulsión.

Se trata de ocho argelinos mayores de edad y de tres menores (estos han sido internados en un centro de menores).

La patera fue divisada por una embarcación a unas diez millas al sudeste de Cala Figuera. Tras dar aviso a las autoridades, un helicóptero de la Guardia Civil se desplazó hasta el lugar indicado y localizó la pequeña embarcación que no portaba motor, lo que obligaba a sus ocupantes a navegar a remo.

Una patrulla marítima fue la encargada de rescatar a las once personas que iban a bordo. La embarcación fue remolcada por la Guardia Civil al Caló d’en Busquets mientras el helicóptero continuó sobrevolando la zona para asegurarse de que todos los migrantes habían sido rescatados.

Los migrantes, todos varones, fueron trasladados hasta Cala Figuera, donde fueron desembarcados y trasladados hasta la Comandancia de Manacor. Todos ellos gozan de buena salud y ninguno necesitó recibir asistencia médica.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.