Foto: Reuters

El Departamento de Bomberos de California ha emitido varias órdenes de evacuación para el norte del estado ante el rápido avance de un incendio que ha dejado ya al menos un fallecido y se ha triplicado en tamaño durante las últimas horas por los erráticos vientos y las altas temperaturas que se sitúan en torno a los 37 grados.

El llamado incendio de Carr, en el condado de Shasta, ha alcanzado ya las 11.300 hectáreas y cruzado el río Sacramento hasta amenazar cientos de residencias en la ciudad de Redding, próxima a su orilla oeste. El gobernador del estado, Jerry Brown, decretó la pasada noche el estado de Emergencia poco después de que se informara del primer fallecido, identificado como el operador de una excavadora.

“Las llamas se están moviendo a toda velocidad. Es un incendio demasiado dinámico como para controlarlo, en estos momentos”, ha explicado el portavoz del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California, Scott McLean al ‘Sacramento Bee’.

Más de 2.000 efectivos están combatiendo contra las llamas, provocadas según las primeras investigaciones por el fallo de un motor en un vehículo.

La prioridad ahora mismo es la de proteger a los más de 90.000 residentes de Redding, quienes tienen la opción de alojarse en los tres albergues del condado, dos de ellos en la ciudad, para protegerse de las llamas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.