Foto: Reuters

Estado Islámico ha reivindicado este miércoles la autoría del tiroteo perpetrado la noche del domingo en Toronto, que se saldó con dos muertos y trece heridos, según ha informado este miércoles la agencia de noticias AMAQ, vinculada a la organización terrorista.

El grupo fundado por Abú Bakr al Bagdhadi ha afirmado que el autor del tiroteo “era un soldado de Estado Islámico que llevó a cabo el ataque en respuesta a los llamamientos a atacar a ciudadanos de los países de la coalición” internacional que lidera Estados Unidos.

La Unidad Especial de Investigación (SIU, por sus siglas en inglés) de Canadá ha identificado al atacante como Fisal Hussain, de 29 años, y ha registrado su casa, ubicada en el vecindario de Thorncliffe Park. La familia ha lamentado lo sucedido. “No imaginamos nunca que éste sería su devastador y destructivo final”, reza el comunicado de la familia.

El suceso ocurrió a las 22.00 (hora local) del pasado domingo en una zona residencial popular por sus numerosos cafés y restaurantes. Hussain abrió fuego contra los transeúntes en la Avenida Danforth, dejando dos muertos, incluida una niña de diez años, y trece heridos.

La Policía lo localizó en la calle Bowden, donde su produjo un pequeño tiroteo. El sospechoso logró huir y fue encontrado poco después en la misma Avenida Danforth sin vida. Las primeras pesquisas indican que se suicidó pero la SIU no ha llegado a una conclusión definitiva.

Aunque la Policía subrayó que no descartaba ninguna posibilidad, el alcalde de Toronto, John Tory, atribuyó lo ocurrido a “un problema de armas”. “Las armas están demasiado disponibles para demasiada gente”, dijo en una rueda de prensa. “Es casi inconcebible que cosas así puedan pasar”, declaró.

Toronto ha sufrido un aumento de la violencia armada en el último año. En 2018 ya se han producido 26 muertes por esta causa, un 53 por ciento más que en 2017, de acuerdo con datos publicados por la Policía la semana pasada. El Gobierno municipal ha desplegado 200 agentes para contener los tiroteos, atribuidos a una pugna entre bandas criminales.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, reaccionó un día después a través de Twitter para expresar su apoyo a “todos los afectados por esta terrible tragedia”. “La gente de Toronto es fuerte y valiente y estaremos ahí para apoyaros en estos difíciles momentos”, escribió.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.