El uso de automóviles con motor diésel quedará prohibido en España en 2025, según las previsiones de la consultoría Oliver Wyman, que ha asegurado que la transición a los vehículos eléctricos es “inevitable” y que “lo mejor” que le puede ocurrir a la industria es que los gobiernos establezcan calendarios con fechas límites que permitan a las compañías planificar y adaptarse a esta nueva realidad.

Tal como ha afirmado la firma, existe una mezcla “confusa” de regulaciones e incentivos “inconscientes” en el entorno internacional que dificultan que los fabricantes puedan planificar con anticipación sus estrategias.

Sin embargo, ya se han dado numerosos ejemplos de gobiernos y ciudades que están planificando una conversión “fluida”. Por ejemplo, los jueces del Tribunal Superior de Alemania dictaminaron recientemente que las ciudades alemanas pueden prohibir legalmente los automóviles y camionetas con motor diésel.

Por su parte, Francia, Reino Unido, India, Noruega o Países Bajos prohibirán la venta de automóviles impulsados por combustión, alguno de ellos a partir de 2025.

Asimismo, Oliver Wyman apunta que en España también se están implementando ya medidas en este sentido, principalmente en las grandes ciudades. Por ejemplo, en Madrid, aunque la consultora explica que no se ha definido cuándo, se prevé que el centro de la capital se convierta en una zona libre de automóviles.

“Se prevé que el centro de la ciudad de Madrid se convierta en una zona libre de coches, que se aumenten las tarifas de aparcamiento para los automóviles de combustión interna e, incluso, que se prohíba el uso de automóviles con motor diésel hasta 2025”, ha señalado el socio de la práctica de Automotive & Manufacturing de Oliver Wyman en Detroit, Joern A. Buss.

Asimismo, Buss ha destacado que en Barcelona también se están dando pasos en este sentido, impulsando el uso del coche eléctrico habilitando la utilización de los carriles bus para este tipo de vehículos y promoviendo políticas de estacionamiento gratuito.

Si bien estas medidas pueden parecer algo severas a primera vista, la compañía afirma que ofrecen a la industria una oportunidad de poder planificar la transición hacía los vehículos eléctricos.

Los expertos de Oliver Wyman prevén que su implementación no se lleve a cabo antes de 2030 y algunos hasta 2040, lo que les dará a los fabricantes de automóviles el tiempo necesario para cambiar sus actuales presupuestos de investigación y desarrollo a vehículos eléctricos, remodelar sus plantas de producción de vehículos eléctricos y lanzar más modelos.

Por su parte, la compañía ha señalado que la mayoría de las ventas de automóviles fuera de Estados Unidos será de vehículos eléctricos en 2040. Esto se debe, entre otras causas, a que, a pesar de que no haya establecido una fecha, a la advertencia que ha realizado el Gobierno chino a los fabricantes de coches de que prevé prohibir los vehículos con motores de combustión interna.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.