El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha informado que investiga el caso del fallecimiento de una mujer de 41 años embarazada, así como del bebé que esperaba, cuando se encontraba en su casa y después de que la familia haya reclamado que estuvo en Urgencias del Hospital de Jerez de la Frontera (Cádiz) y no fue ingresada. La Dirección Médica del Hospital, por su parte, ha señalado que, según un primer análisis, se ha actuado acorde la “evidencia científica” y según los protocolos establecidos.

El fallecimiento se produjo el pasado lunes en su domicilio, según una información que adelanta este miércoles Diario de Jerez, que señala que el embarazo de la mujer, de 41 años, era de alto riesgo a causa de la hipertensión que padecía y otras dolencias.

Según un familiar, en numerosas ocasiones durante el último mes, había acudido a las instalaciones del hospital por subidas de tensión “que siempre acababan con su retorno a casa. No la ingresaban, que era donde debía estar, ingresada en el hospital de Jerez”.

Por su parte, el SAS ha señalado que en el primer análisis que la Dirección Médica y los responsables de la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología del Hospital de Jerez han hecho de la historia clínica de la paciente, “se han comprobado las diferentes actuaciones diagnósitas y terapéuticas que había tenido la gestante en sus dos visitas a urgencias, así como en su última consulta de revisión, que fue la semana pasada”.

“Según este primer análisis, se ha actuado conforme a la evidencia científica y según los protocolos establecidos”, ha indicado el SAS, que ha añadido que “no obstante, y como siempre se hace cuando se produce un fallecimiento de estas características, la Dirección Médica está realizando un análisis causa raíz para investigar con mayor profundidad lo ocurrido, tal y como se realiza ante cualquier evento centinela”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.