El precio de la vivienda en alquiler ha experimentado en Baleares una subida del 6,1 por ciento durante el segundo trimestre del año hasta situarse en 14,8 euros/metros cuadrados.

Según ha informado este lunes en un comunicado el portal inmobiliario Idealista, la tasa de crecimiento interanual es de 9,7 por ciento, y la variación trimestral de un 14,2 por ciento.

En España, el precio ha aumentado en todas las comunidades autónomas durante los últimos tres meses excepto en Cataluña. Las mayores subidas se han producido en Murcia (8,5 por ciento), La Rioja (8,4 por ciento) y Navarra (7,7 por ciento).

En Barcelona las rentas mensuales de alquiler han bajado un 2,1 por ciento dejando el precio mensual de cada metro cuadrado en 17,2 euros, pero a pesar de esto, sigue siendo la capital española con los alquileres más caros, seguida de Madrid (16,1 euros/m2), San Sebastián (15,4 euros/m2) y Palma en cuarto lugar (12,7 euros/m2).

En la parte opuesta está Zamora, la capital más económica, con un precio de 4,5 euros/m2, Cáceres (4,8 euros/m2), y Ávila y Ciudad Real, con 4,8 euros/m2 en ambos casos.

El jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, ha asegurado que es cierto que están “viviendo un proceso de subidas generalizadas, pero en ningún caso” pueden “hablar de burbuja, ya que por definición estas sólo se dan cuando se compra un activo y no cuando se arrienda”.

Además, ha considerado que “los datos muestran que los mercados que antes y con más fuerza comenzaron a subir están ya ajustando sus precios a la baja, como es el caso de Barcelona, mientras que en otros los incrementos comienzan a dar señales de agotamiento”.

En este sentido, ha dicho que “resulta claro que las voces que reclaman topes a las rentas que los propietarios ponen a sus viviendas se demuestran inútiles. De hecho, las políticas llevadas a cabo en otras capitales europeas como París o Berlín se han demostrado ineficaces, además de existir dudas sobre su legalidad”.

Encinar también ha enumerado “una serie de medidas” que “aumentarían la oferta de calidad y ayudarían a frenar la subida de precios”, entre ellas “agilizar la recuperación de la vivienda en caso de impago, que básicamente consistiría en actualizar los plazos de la ley de desahucio express que aprobó Zapatero en su segunda legislatura, así como mostrar tolerancia cero con la ocupación”.

Además, ha concluido diciendo que “también sería positivo que el nuevo Ejecutivo recuperase la desgravación fiscal a inquilinos que
derogó Rajoy, y que aportó tanta transparencia al mercado. Los inquilinos, al desgravarse su alquiler, sacaron a la luz miles de contratos. Además, podría ofrecer un tratamiento fiscal igualmente beneficioso para los propietarios”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.