Terraferida ha considerado “decepcionante” el contenido del Plan de Intervención en ámbitos Turísticos (PIAT) y ha pedido eliminar la bolsa de 43.000 nuevas plazas turistas para dejarlas a cero.

Según ha asegurado en un comunicado este jueves la entidad, el Consell de Mallorca “disfraza de suspensión de licencias, contención, equilibrio territorial y decrecimiento, el aumento de más del 10 por ciento de la oferta turística de Mallorca”.

Desde Terraferida han criticado que el PIAT convierta “todo” el territorio “en una única zona turística”. En este sentido, han indicado que antes el turismo se concentraba en zonas delimitadas y “ahora toda la isla acontece turística”.

“Esta nueva delimitación urbanística amenaza o condiciona todas las otras actividades económicas, terciaritza cada rincón de la isla, amenaza los usos residenciales, el derecho de la gente a la vivienda y aumenta la presión sobre todo el territorio”, han lamentado.

Por otra parte, Terraferida ha manifestado que se denomina “suspensión de licencias al reparto de 30.000 plazas” y ha criticado que en Mallorca haya 12 municipios que ya tienen más plazas turísticas que habitantes y que recibirán todavía más plazas vía PIAT.

En definitiva, han comentado, “el PIAT se aprueba dentro de un contexto de fiebre turística y de reparto de plazas digno de una colosal burbuja inmobiliaria que convendría frenar antes de que estalle”.

Entre otras propuestas, la entidad también ha solicitado un 2×1 turístico de modo que por cada nueva plaza turística se den dos de baja, que se multiplique por diez el cuerpo de inspectores turísticos para eliminar la oferta ilegal y que se haga inedificable el suelo rústico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.