Las primeras unidades del nuevo Honda CR-V con motor de 1.5 litros VTEC Turbo de gasolina llegarán a España el próximo mes de octubre, mientras que la firma japonesa lanzará una variante híbrida, que, en su opinión, será la “más avanzada del mercado”, a principios del año que viene.

La quinta generación del CR-V es más ancha y más alta que su predecesora, con una distancia libre al suelo 35 milímetros mayor. Además, cuenta con un diseño exterior renovado, con unos pasos de rueda más anchos y “atléticos,” unos contornos más definidos en el capó y en los paneles traseros, y con el frontal distintivo de los últimos modelos de Honda.

En la parte delantera, integra la última versión del distintivo frontal de Honda, sus característicos faros, parrilla ‘solid wing’ e iluminación LED de serie. El paragolpes frontal, con una superficie “más limpia” en comparación al modelo anterior, delimita una fina parrilla en el bastidor delantero.

Las líneas de la parte trasera son más robustas que las del CR-V de la generación anterior, y se encuentran complementadas por unos pasos de rueda más anchos. Su aspecto se acentúa gracias a una línea que logra aumentar el volumen de la parte inferior y la moldura que se extiende desde detrás de las ruedas delanteras hasta la parte trasera del coche.

Los clientes pueden elegir entre ocho colores para la carrocería: Rallye Red sólido, Lunar Silver, Modern Steel, Cosmic Blue, Premium Crystal Red metalizados, Platinum White, Crystal Black y Premium Agate Brown perlado. En función de la versión (Comfort, Navi, Elegance, Lifestyle y Executive), el CR-V puede incorporar llantas de 17, 18 o 19 pulgadas, y las variantes más altas de la gama irán equipadas con techo solar de serie.

En el interior, el panel de instrumentos, de marcada orientación horizontal, y la disposición del salpicadero favorecen la sensación de amplitud en la cabina. Un panel recorre el ancho de la cabina, atravesado por un realce negro brillante, mientras que las secciones superiores de los paneles de las puertas presentan cubiertas suaves para un mayor confort del conductor y los pasajeros. Honda ha aumentado el espacio para las piernas de los pasajeros de las plazas delanteras elevando las partes más bajas del salpicadero.

Tras el volante hay un panel completamente nuevo, con una pantalla de información para el conductor TFT-LCD a color de siete pulgadas denominada DII (del inglés Driver Information Interface), flanqueada por el indicador del nivel de combustible y el de la temperatura del refrigerante.

MOTOR

El nuevo CR-V monta el motor de gasolina VTEC TURBO de 1.5 litros, empleado por primera vez en el último modelo del Civic, que se ha adaptado para equipar un turbocompresor diseñado en exclusiva para el todocamino. Una variante híbrida llegará a principios de 2019, que, según las previsiones de la marca japonesa, será una de las más revolucionarias del mercado.

La potencia del motor VTEC Turbo es de 173 caballos con la transmisión manual de seis velocidades (6MT) y de 193 caballos para las versiones con transmisión CVT. El propulsor tiene unas emisiones oficiales de dióxido de carbono (CO2) de 143 g/km para las variantes con transmisión manual y tracción delantera, y de 162 gramos por kilómetro para las variantes equipadas con CVT.

Según Honda, el nuevo CR-V incorpora el último diseño del chasis de la compañía, “el más sofisticado jamás diseñado para este todocamino”, que garantiza que el automóvil ofrezca una experiencia de conducción “atractiva” con un confort de marcha “excelente”.

El conjunto integral de tecnologías avanzadas de seguridad activa Honda Sensing es de serie en el nuevo todocamino de Honda. Incluye sistema de prevención y mitigación de impactos, avisador de colisión frontal, avisador de cambio involuntario de carril, sistema de aviso de salida de carril control de crucero adaptativo inteligente, entre otras tecnologías activas.

Por su parte, el software Honda Connect de segunda generación en el nuevo CR-V se caracteriza por un manejo intuitivo mejorado y una integración completa del smartphone a través tanto de Apple CarPlay como de Android Auto.

Honda explicó que hará públicos los precios oficiales de su nuevo modelo la próxima semana, pero que el modelo más básico tendrá un precio inferior a los 30.000 euros y que las variantes más vendidas se situarán entre los 32.000 y 34.000 euros.

El CR-V representa el 24% de las ventas totales de vehículos de Honda en Europa. La firma nipona ha comercializado 60.000 unidades de dicho modelo desde su lanzamiento en 1997, registrando en 2007 -con la tercera generación– su récord de ventas tras matricular 5.690 unidades.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.