La Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad ha presentado este martes el programa ‘Cohabita’ de viviendas protegidas en cesión de uso para fomentar el cooperativismo en la vivienda.

Según ha explicado el conseller Marc Pons, se trata de una medida que contempla la Ley de Vivienda que ya está en vigor para acceder a una vivienda con un régimen diferente al de alquiler o propiedad.

En particular, ‘Cohabita’ consiste en la cesión de suelo público, con los respectivos proyectos arquitectónicos, a cooperativas de vivienda para la autopromoción de la vivienda protegida en régimen de cesión de uso durante un plazo de 75 años.

La cooperativa constituida sin ánimo de lucro asume la propiedad del derecho de superficie del suelo y construye los inmuebles, mientras que las personas socias de la cooperativa tienen el derecho de uso.

De este modo, se eliminan los beneficios del promotor. La cesión de suelos de titularidad pública y la subvención del Instituto Balear de Vivienda (Ibavi) permiten ofrecer el acceso aa través de una entrada inicial retornable de entre 15.000 y 20.000 euros y una renta mensual asequible, entre los 400 y los 500 euros.

Es posible renunciar al derecho de uso de la vivienda y recuperar la entrada inicial actualizada según el IPC.

El Govern ha destacado que al ser un sistema de titularidad colectiva, se pone el foco en el uso efectivo de la vivienda y no en su mercantilización. Así, la cesión de uso es un régimen pensado para eliminar toda la posibilidad de lucro inmobiliario, concediendo a la persona socia el derecho a residir de forma habitual y permanente.

Además, los proyectos arquitectónicos que se promuevan deberán seguir criterios que permitan reducir el impacto ambiental de las construcciones, como los consumos de energía y agua. Se priorizan las energías renovables y se favorece el uso de materiales locales.

Para acceder al programa hay que inscribirse en el registro de demandantes de vivienda de protección oficial de Baleares; no tener una residencia en propiedad; estar de acuerdo con los objetivos del proyecto y con las normas de convivencia de la cooperativa; y no superar el nivel de ingresos máximo establecido por hogar -en general, de 4,5 veces Iprem, de 33.838,15 euros por año, con diferencias si es familia numerosa o hay personas con discapacidad-.

Las viviendas cooperativas en cesión de uso se gestionarán por la propia comunidad a través de un sistema de gobernanza horizontal, en base a unos estatutos y un reglamento interno. La fórmula es un voto por cada persona socia.

El Ibavi ha puesto a disposición del programa Cohabita 117 viviendas de VPO en diferentes municipios. El gasto de la promoción se reparte en un 10 por ciento del Ibavi, otro 10 por ciento de los cooperativistas y un 80 por ciento externo.

Para vivienda, se debe realizar la aportación inicial retornable de entre 15.000 y 20.000 euros y cumplir con la renta mensual (400-500 euros).

Durante el uso del hogar, la renta se destinará al retorno del préstamo hipotecario, el mantenimiento edificatorio, al pago del canon por el derecho de superficie y en la dotación de los fondos de la cooperativa, de forma que el excedente siempre invierte en la misma cooperativa y nunca se puede repartir entre los socios.

Durante el plazo de devolución del préstamo, se aplica un canon reducido y, una vez amortizado el préstamo, el canon se normaliza. Aun así, la amortización total del préstamo supone una disminución de la renta mensual.

El programa iniciará el próximo mes de septiembre con la publicación de los pliegos del concurso de cada una de las promociones ofertadas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.