Foto: Reuters

El Gobierno ha afirmado este domingo que España, junto con Portugal, Malta y Francia, ha anunciado su disponibilidad para recibir cada uno a 50 personas del grupo de 450 inmigrantes rescatados el viernes en el Mediterráneo, según ha informado presidencia del Gobierno en un comunicado.

No obstante, esta disponibilidad está condicionada a que este grupo de inmigrantes desembarque en Italia y a que el país acepte acoger a una parte de ellos, han explicado las fuentes.

Estos países han mostrado así su “responsabilidad, solidaridad y su voluntad común para aportar una solución europea a los flujos migratorios y el drama humanitario que se da en el Mediterráneo”.

El Gobierno italiano ha confirmado que Portugal y España se suman a Malta, Francia y Alemania. “Bien. La firmeza y la coherencia merecen la pena. El tiempo de los gobiernos cómplices y temerosos ha acabado”, ha subrayado el ministro del Interior, Matteo Salvini.

“El próximo objetivo, sin embargo, es detener de una vez por todas esta mafia de la trata de personas y acompañar a los inmigrantes al lugar de donde salieron”, ha añadido Salvini. “En Italia y en Europa, solo entran aquellos que tienen permiso”, ha apostillado.

Los inmigrantes fueron rescatados este viernes cerca de la isla italiana de Linosa, a unas 100 millas de Malta — que ya se ha negado a acogerlos — por un barco de la misión fronteriza Frontex y un buque propiedad de la Policía italiana.

Ocho de los inmigrantes que necesitaban asistencia médica fueron llevados a la isla italiana de Lampedusa para recibir tratamiento, a pesar de las declaraciones de Salvini, quien rechazó de plano cualquier desembarco.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.